BASE cientifico-técnica

El objetivo primordial de PROPERNANO es abordar las problemáticas y limitaciones más apremiantes que aquejan al sector de la implantología dental.

Los tratamientos superficiales pueden solucionar las problemáticas relacionadas con la falta de biocompatibilidad y bioestabilidad tanto química como mecánica de los materiales metálicos empleados para la elaboración de implantes e instrumental quirúrgico dental. Una vez colocado el implante, tales materiales pueden manifestar fenómenos de fractura, pérdida de fijación mecánica, corrosión o adhesión y proliferación bacteriana, con el consiguiente riesgo de pérdida o fractura del implante o algunos de sus componentes, así como la aparición de la periimplantitis.

La periimplantitis es una infección localizada en la interfaz hueso-implante que puede ocasionar la pérdida de la pieza implantada y que, en un contexto demográfico cada vez más envejecido, resulta de suma importancia abordar de manera exitosa.

El impacto económico y social de estas problemáticas es enorme, lo que hace que la solución de estas cuestiones sea de vital importancia en un contexto en el que las enfermedades bucodentales se encuentran en aumento y requieren de intervenciones cada vez más sofisticadas. Aunque el desarrollo de nuevos biomateriales constituye una vía de investigación crucial para solventar estos problemas, se trata de un proceso costoso y temporalmente extenso. En este sentido, la modificación superficial de los biomateriales existentes (mayoritariamente titanio en el caso de implantes) mediante la aplicación de recubrimientos o tratamientos superficiales se presenta como una alternativa tecnológica y económicamente viable para paliar estas cuestiones.

Los pilares, tornillos de fijación y algunos implantes, prótesis e instrumental quirúrgico son tratados superficialmente externamente por empresas recubridoras mediante tecnologías de recubrimiento basadas en técnicas de evaporación en vacío. Pero el elevado coste y complejidad de estos equipos de tratamiento impide que los fabricantes puedan incorporar estas tecnologías dentro de sus procesos productivos, lo que limita en gran medida la introducción de estos tratamientos en el mercado y, por ende, el número y tipo de componentes que potencialmente se podrían tratar.

PROPERNANO ha lanzado al mercado el primer equipo de tratamiento superficial de bajo coste, simple, flexible, modulable, sostenible, energéticamente eficientes y adaptable a los requisitos específicos de cada fabricante, para que sean los propios fabricantes de componentes prostéticos los que depositen los recubrimientos in-house.

Ir al contenido